domingo, 24 de diciembre de 2006

Cinco cosas que no sabes de mi

Chiqui me pasa un meme, que me ha dado que pensar. Bueno, allí vamos:
1. Vengo de París, sin cingüeña mediante. Imaginaros el resultado que mis padres no han vuelto desde entonces, no vaya a ser que les salga otro así.
2. Me cuesta mucho distinguir 60 de 70, y siempre pido que me repitan los número: "¿69? O siete nueve..." no penséis mal, es el precio de un reproductor mp3 que me quiero comprar ;-)
3. Tengo una mancha en toda la cabeza, como Gorbachov. De hecho asoma un poco por la frente. Antes era un buen termómetro para que los de mi alrededor supieran sin estaba cabreado, porque se ponía roja como un tomate. Ahora ya la tengo controlada. Esperad a que me quede calvo y os enseño la mancha.
4. No puedo salir de casa sin echarme colonia.
5. No puedo dormir sin escuchar la radio. De hecho, la radio me acompaña la mayor parte del día.

Se lo paso a mis amigos Victoria, Pimkie, Pablo, Santiago, y a Chapu...si queréis, lo hacéis...pero como rompáis la cadena...vais a tener un hijo inglés, francés, alemán o chino ...y lo peor es que vuestro marido/mujer no va a ser de esos países...

Llegó el invierno



sábado, 23 de diciembre de 2006

¿Has visto mis cigarillos?



Es el mejor anuncio que he visto en contra del tabaquismo. Thanks, William: It's really funny!

viernes, 22 de diciembre de 2006

El dia que no veo los telediarios

Los niños de San Ildefonso están a punto de empezar a cantar números. Yo ya sé que los que yo tengo - un par de ellos para evitar ser el gilipollas que no compró el número, aunque también he comprado boletos para serlo porque me he dejado algunas participaciones por comprar - ellos no los van a cantar. Estoy convencido que a mi no me toca ni la pedrea en el ojo. La única posibilidad que tengo es que me toque un gordo es por la calle y de manera accidental.
Será una mañana larga, acompañado como todas con la radio, pero hoy con ese canto de fondo, intercalado por las llamadas de las personas que les va a tocar un buen pillizco. Me da la sensación de que hoy se trabaja menos que ayer, con la esperanza de que mañana aún se trabaje menos.
La mañana concluirá con los telediarios, que días como hoy me niego a ver. Son insoportables. Primero porque son como los del año pasado: llenos de cava y de gente feliz porque va a poder cambiar la cocina gracias al décimo premiado. Y segundo no lo veo porque yo no voy a poder cambiar la cocina, y por ende no los protagonizaré. Me apiado de mis compañeros de profesión que hoy se tienen que mover entre las botellas de cava y las caras sonrientes de la gente, los concesionarios de coches de lujo y el gilipollas tacaño que no compró el número que jugaba toda la charcutería donde trabaja, y donde será el único que siga trabajando mañana acrecentándose la cara de gilipollas (sustituyan charcutería por cualquier lugar de trabajo). Yo me reitero: la única posibilidad que tengo de participar hoy en los telediarios es por este extremo.
Bueno, pues suerte para todos. Y si les toca algo convídenme a algo para matar el consuelo de ser el gilipollas que protagoniza el telediario.

Otros que hablaron de lo mismo pero de otra manera:
- El Estado ganó el Gordo de la Lotería.
- Historia de la lotería
- Hasta en inglés...
- Un poema para el gordo que ya no sale en los anuncios

jueves, 21 de diciembre de 2006

La noche más larga con Julieta Venegas

Llegó el invierno; no defraudó: 5 grados al pasar por el puticlub de carretera en el que han convertido el colosal Palacio de Telecomunicaciones. A la Cibeles se le ha cambiado hasta la cara ante tanta horterada. Con tales colores, algún borracho despistado terminará acercándose a la diosa Cibeles para pedirle la tarifa por un completo.

La Casa de América organizaba la noche más larga, "fiesta del solsticio de invierno, en la que renace Huitzilopochtli", pronunciado como cada uno pueda, según reza un folleto que me dieron a la entrada. La compañía grata, amena y divertida, con Rosa , Daniel y Lidia escuchando unas canciones de Julieta Venegas en riguroso directo
Si hasta hace unos años lo normal era encender los mecheros en plena balada, ahora nos afanamos en llevarnos la prueba del delito vía móvil.


Pues digan que sí: merecía la pena hacerse un vídeo o tomar unas cuantas fotos de la Venegas. Cantar contó como es ella; a muchos no les gusta el estilo y dirán que no canta bien; a mi me parece una de las mejores voces que vienen del otro lado del charco, un Calamaro en femenino, eso sí, sin aspecto canalla:

Sin Documentos, tema mítico de los Rodriguez mexicanizado. Video Rosajc

Y que mejor manera que despedir éste post con el tema de Julieta, Me voy, cantado en directo y grabado por Rosa.








jueves, 14 de diciembre de 2006

Anuncios Navideños

La Televisión últimamente es una...Menos mal que tenemos Youtube; ayer ante la imposibilidad de ver algo entretenido en la tele, me puse a youtubear para escibirle la carta al gordo de Papa Noël.



Buscando algo más actual...



No me dio nostalgia alguna...solo constaté que en algo hemos evolucionado...

miércoles, 13 de diciembre de 2006

Una recomendación: Diari personal

Entre tantos msnspaces, uno agradece encontrarse un blog donde la autora cuenta su vida, sin estridencias, con un diseño sencillo sin estrellitas y emoticons por todos lados. Desde que lo descubrí, soy lector de Diari Personal. Además para los vagos lectores de blogs, éste tiene muchos videopost.

lunes, 11 de diciembre de 2006

¡Qué suerte tienes que vas a ver Casablanca por primera vez!

Clase de teoría de la Imagen; primero de carrera; imparte el profesor Juan Antonio Porto, guionista que atesora un premio Goya por Beltenebros . Habla de la película Casablanca, de cómo Bogart se va a quedar a la escalerilla del avión que se va a llevar a la Bergman. Se calla. Algo va mal. Le da una una última calada al cigarrillo, lo mata, y casi al tiempo que echa el humo pregunta:
- Vamos a ver...¿quién de vosotros no ha visto Casablanca?
La tensión aumenta. Nadie quiere responder. Una chica, puede que sea Charo, levanta la mano. Otras manos se alzan, no muchas la verdad. Porto se queda mirando fijamente a Charo entre el humo. Coge saca del paquete otro cigarillo, y lo enciende para disfrutar de él los siguientes tres minutos de vida, tal vez cuatro. Primera cala y le suelta con aire de niño travieso:
-¡Cómo te envidio! ¡Qué suerte tienes que vas a ver Casablanca por primera vez !



Desde ese día, Carlos - hoy morando por Londres - y yo, cada vez que uno de nosotros no se ha leído un clásico, no ha escuchado un disco imprescindible o no ha visto una película indispensable soltamos: "¡Qué suerte que tienes vas a leer / escuchar / ver seguido del título de la obra por primera vez!"
Aquí teneís una entrevista al profesor Porto. Extraigo: "¿Lo de Internet? No. No me sirve de nada. De momento no hay apenas informaciones que puedan resultar interesantes para mi profesión. Quizás en el futuro. No sé. De momento no me interesa hacer el indio por la red." El de momento era el año 1999; quizá ya haya encontrado algo interesante...

sábado, 9 de diciembre de 2006

Esa obra de arte....

Todos tenemos en casa una obra de arte que no sabemos que leches hace en una mesilla del salón o colgada en una de las paredes, porque es francamente hortera y de mal gusto. Cada vez que lo veo me acuerdo del cuento de Antón Chéjov, titulado precisamente obra de arte.
En mi casa tenemos un cuenco chino. Llegó, sospecho, de la misma manera en la que le llegó el candelabro al doctor Kochelkov. Pero en mi casa ya tiene su sitio. No sé como describirlo, asi que le hecho unas fotos:


Desde luego que es un cuenco chino, el sello lo atestigua. ¿Y qué hacer con esta cosa? No atrevo a dar un paso hacia la solución definitiva:


Creo que el dia que funde un hogar, solo o en compañía, mi madre será infinítamente generosa, lo envolverá en papel de regalo y me lo dará como primer elemento de mi ajuar.

miércoles, 6 de diciembre de 2006

La invasión de los turrones

Éste blog va camino de convertirse en un espacio contrario a los usos y costumbres de Navidad Comercial y Consumista, que llena todo de buenos sentimientos para que compremos más.
Esta foto está tomada en el supermercado que tengo al lado de casa. ¡Los turrones nos invaden! ¡Abajo las dietas! ¡El 7 de enero todos al gimnasio a perder los 10 kilos atrapados en tanta degustación culinaria! Desde aqui seguiremos informando de tantos excesos y horteradas.

Por cierto, los turrones me recuerda a una anécdota que tuve con "una amiga" americana que no entendía lo que eran los turrones. Como c... se le explica a un americano que es un turrón. Mi hermana, en plena excursión en Navacerrada, se lo explicó: "Es como una tarta. Hay de muchos sabores, formas, tamaños, pero todo el mundo reconoce una tarta cuando la ve."

sábado, 2 de diciembre de 2006

Horterada Navideña II

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, se ha gastado 3,5 millones en decorar las calles de Madrid. Tantos millones solo para producir horteradas, como este edificio en la calle Fuencarral. Eso si, horteradas pero diseñadas por la Agata Ruiz de la Prada, Devota & Lomba, Ben Busche, Isabel Barbas o Sergio Sebastián.